Aplicación de la Medicina Bionutricional e Integral a los síntomas de la Premenopausia y Menopausia.

Dr. Vicente Pérez Naranjo Sin categoría Dejar un comentario  

La Premenopausia o Transición Premenopausica podemos considerarla como tal a partir de los cuarenta años en una mujer, siendo la Menopausia el cese definitivo de la regla, lo que ocurre como media sobre los 51 Años en una mujer en nuestro medio.

Los síntomas más habituales que aparecen en un porcentaje variable en este periodo son los síntomas vaso-motores  particularmente los bochornos y la sudoración nocturna.
Hay muchos otros síntomas que dejaremos para próximas entradas respecto al abordaje del tratamiento y propuesta Bionutricional.

Existen fármacos que tratan sintomáticamente los problemas de bochornos y sudores nocturnos como las hormonas, los SERM, etc., pero hoy nosotros nos vamos a fijar en los más adecuados bionutricionalmente y frecuentes, sancionados por algunos ensayos clínicos y meta análisis que emplean la fitoterapia a base de Isoflavonas para el tratamiento.

Existe mucha confusión sobre el empleo de las Isoflavonas de soja y de las proteína de soja. Precisaremos datos esenciales para su efectividad:

La dosis necesaria es de 80 mgrs diarios. Dosis inferiores no suelen resultar eficaces. La razón es la dinámica de receptores hepática.

Su efectividad tarda en aparecer entre 4 y 10 semanas ( es distinto de la efectividad de los estrógenos )

Siempre hay que tomarlas con comida. Actúan como un pro-fármaco ( Gliconas ), unidas a azúcares y necesitan transformación de las cadenas de azúcares para transformarse en Agliconas que ya sí pueden absorberse.

Es imprescindible la presencia de una flora probiótica y simbiótica adecuada a nivel intestinal, ya que si no existen estas bacterias beneficiosas se reduce el Equol y no se produce la transformación de las Gliconas.

Si se dan antibióticos, por tanto, no se produce la absorción.

Igualmente el Tabaco y los Inductores hepáticos como el alcohol producen disminución de la acción de las Isoflavonas.

Si existe una disbiosis intestinal, una alteración de la flora intestinal por Leaky Gut Syndrome, tan frecuente en la población es necesario practicar Hidroterapia de Colón y dar tratamiento con probióticos y prebióticos para mejorar su absorción evitando alteraciones de putrefacción y fermentación intestinal que puedan alterar la acción de los enterocitos en intestino delgado.

El empleo conjunto de isoflavonas con Probióticos y la realización de la Hidroterapia de Colon asociada mejoran notablemente la acción de las Isoflavonas y su absorción 

Tratamientos como el Raloxifeno ó el Tamoxifeno inhiben los receptores de las Isoflavonas.

Las proteínas de soja y las Isoflavonas reducen el colesterol por lo que pueden emplearse en cierta medida para prevención cardiovascular.

Datos a favor del mantenimiento de la densidad ósea en columna vertebral van a favor de su empleo desde la Premenopausia

Respecto a la incidencia de Cáncer de mama, los datos actuales indican protección en mujeres normales sin enfermedad. No obstante, el mujeres con diagnóstico de Ca de mama hormonodependiente (70% de los Ca de mama) establecido está contraindicado el empleo de Isoflavonas de soja ya que actúa sobre los receptores beta estrogénicos. En estos casos se puede emplear Cimicífuga Racemosa.